Booking.com

lunes, 27 de marzo de 2017

Una vivienda hotel bistro en Marsella que es un auténtico catálogo vintage

Frente a la estación Saint-Charles y a pocos minutos del puerto viejo y en pleno corazón de Marsella se ubica Casa Ortega. Su decoración interior nos ha hecho deparar e interesarnos en ella. 



Nos ha sorprendido porque resulta ser un domicilio familiar que combina los servicios de un hotel muy atractivo.




Su dueña después de haber trabajado en el mundo de la comunicación decidió apostar por esta vivienda-hotel instalándose en la ciudad. El cultivo del gusto por el detalle en la decoración interior ha concebido un estilo vintage muy personal.


Casa Ortega tiene cinco luminosas habitaciones con muebles de época moteados por el tiempo. Cada habitación está decorada en un estilo diferente. Tienen una entrada independiente y su propio baño interior. Algunas se benefician de pequeñas terrazas con un escaso mobiliario donde poder relajarse.






Haciendo un cóctel diferente entre los colores empleados, naranjas, verdes agua así como los blancos con negros y de la mezcla del mobiliario antiguo con el actual se ha obtenido la decoración de esta casa. Sus marcos y cuadros con viejas fotografías y pinturas de época son llamativos y atrayentes y sus antiguas escaleras de caracol son legítimas.



El espíritu de Casa Ortega es dar hospitalidad a las personas que quieren descubrir la verdadera alma marsellesa. El desayuno se sirve en un espacio agradable con una decoración bistro, que recuerda a las tascas pequeñas o antíguos establecimientos populares franceses donde se servían bebidas alcohólicas, quesos y cafés, siempre a buen precio. Este es reflejo cotidiano que esta casa ofrece junto a su decoración un tanto peculiar.
Fotos | Casa Ortega

No hay comentarios:

Publicar un comentario